Historia Clínica. Guía para Pacientes

La historia clínica de un paciente, es un documento legal del ámbito médico, donde se recoge toda la información relevante acerca de la salud del paciente, para ofrecer una atención personalizada.

La utilidad de la historia clínica es incuestionable, pero del mismo modo, también lo es, la necesidad de protegerla de accesos indebidos. Es un bien jurídico protegido que goza de la máxima protección legal.

El sistema de salud español, y todos sus integrantes, tienen a su disposición este útil documento, pero se encuentran obligados a preservar su contenido bajo la obligación de confidencialidad.

Si alguien accede, fuera de las condiciones de autorización, a un archivo sanitario comete una violación de la intimidad (respecto del titular de la información) y el centro sanitario en donde reside el archivo incurre en un quebrantamiento del deber de confidencialidad por custodia deficiente.

El Código Penal, en el artículo 197, tipifica varias conductas punibles bajo la rúbrica de: Delito de descubrimiento y revelación de secretos. Es muy fácil incurrir en una de ellas, por los profesionales sanitarios en el ejercicio de su trabajo y las consecuencias jurídicas son muy graves por el mero acceso, sin estar autorizado, a datos de carácter personal registrados en la historia clínica. La historia clínica, en efecto, contiene legalmente (artículo 15 de la Ley 41/2002 de Autonomía del Paciente) datos personales y de salud, que están legalmente calificados por la Ley 15/1999, de Protección de Datos como especialmente protegidos.

Uno de los problemas más comunes detectados, es la historia clínica compartida, en la que es habitual que personas desautorizadas tengan acceso a la historia clínica de un paciente concreto.

Para solucionar este problema de confidencialidad en la asistencia sanitaria, se deben incluir diferentes niveles de datos encriptados en la historia clínica. De esta manera, el paciente podría decidir qué profesionales pueden acceder a determinados datos relativos a su historia.

El paciente debería tener la capacidad de gestionar esta información, como también puede hacerlo con otras informaciones personales relativas a otros ámbitos. La accesibilidad a esta información, depende de la administración.

El problema está en que el acceso a esta información no es algo que esté bien implementado, un ciudadano de a pie probablemente no conoce cómo puede llevar a cabo esta tares.

El cualquier caso, lo que sí esta constatado es que los pacientes no pueden saber quién ha consultado sus datos de salud.

Los datos relativos a la salud, se definen como: Los datos personales relativos a la salud física o mental de una persona física, incluida la prestación de servicios de atención sanitaria, que revelen información sobre su estado de salud.

También son datos de salud los datos genéticos que son aquellos datos personales relativos a las características genéticas heredadas o adquiridas de una persona física que proporcionen una información única sobre la fisiología o la salud de esa persona, obtenidos en particular del análisis de una muestra biológica de tal persona.

La Historia Clínica

Comprende el conjunto de los documentos relativos a los procesos asistenciales de cada paciente, con la identificación de los médicos y de los demás profesionales que han intervenido en ellos, con objeto de obtener la máxima integración posible de la documentación clínica de cada paciente, al menos, en el ámbito de cada centro sanitario.

Todo paciente o usuario tiene derecho a que quede constancia, por escrito o en el soporte técnico más adecuado, de la información obtenida en todos sus procesos asistenciales, realizados por el servicio de salud tanto en el ámbito de atención primaria como de atención especializada.

El usuario que quiera solicitar los datos de su historia clínica, debe ser informado de los siguiente:

  • La identidad y los datos de contacto del responsable y, en su caso, de su representante.
  • Los datos de contacto del delegado de protección de datos (hospitales tanto públicos como privados); (centros de salud); (centros de atención especializada); clínicas..
  • Los fines del tratamiento a que se destinan los datos personales y la base jurídica del tratamiento.
  • Los destinatarios o las categorías de destinatarios de los datos personales
  • La intención del responsable de transferir datos personales a un tercer país u organización internacional
  • El plazo durante el cual se conservarán los datos personales.
  • El derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento.
  • El derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • La existencia de decisiones automatizadas.

HISTORIA CLÍNICA. GUÍA PARA PACIENTES. PDF

Share This

Compartir

Comparte esta noticia.