La Ley 52/2007, de 26 de diciembre, en su artículo 16, referido al Valle de los Caídos, señala que «en ningún lugar del recinto podrán llevarse a cabo actos de naturaleza política ni exaltadores de la guerra civil, de sus protagonistas, o del franquismo».

Siguiendo la estela de esta Ley, el Gobierno de España, prevé, tipificar como delito, a través de una reforma del Código Penal, la exaltación del franquismo.

La Exaltación del Franquismo, podrá pues tipificarse como delito.

La Dictadura de Franco, cuyo régimen, encadenó las bases de la libertad, gobernó durante 40 años con mano de hierro, amparando crímenes injustificados, ejecuciones sumarias, y persecución política e ideológica.

Ya en la Ley 52/2007, de 26 de diciembre, se establecen una serie de medidas (arts. 15 y 16), de la misma Ley, en relación con los símbolos y monumentos conmemorativos de la Guerra Civil o de la Dictadura de Franco, sustentadas en el principio de evitar toda exaltación de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura de Franco, en el convencimiento de que los ciudadanos tienen derecho a que así sea, a que los símbolos públicos sean ocasión de encuentro y no de enfrentamiento, ofensa o agravio.

Con respecto a los símbolos del franquismo, la Ley manda y obliga, a las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencia, tomar las medidas oportunas, para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva. Entre estas medidas podrá incluirse la retirada de subvenciones o ayudas públicas.

Hasta ahora el Código Penal actual no permite castigar la apología del fascismo por sí sola. El artículo 18 CP, prevé la apología del delito como acto preparatorio punible, sólo permite castigar el enaltecimiento de un crimen o de su autor, y no de una ideología determinada.

También el Código Penal prevé los delitos de incitación al odio, discriminación o violencia, en su artículo 510. Para poder aplicar este artículo, hace falta que la conducta en cuestión constituya, como mínimo, una incitación directa a cometer unos hechos mínimamente concretados.

En este sentido ahora, para poder castigar un acto de apología del fascismo franquista, tendría que provocar directamente a un acto de odio, discriminación o violencia. Lo cual resulta difícil de probar, de ahí que este tipo delictivo, no haya servido para combatir las conductas de exaltación fascista.

Para entender lo que fue la Dictadura franquista, sólo hay que examinar la propia actuación de Franco durante la Dictadura.

El Papa Pio XI escribió, en su encíclica sobre el fascismo del 14 de marzo de 1937, lo siguiente:

Quien exalta la raza, o la gente, o el Estado, o una forma particular de Estado, o los depositarios del poder, o cualquier otro valor fundamental de la comunidad humana, por muy necesaria y honorable que sea su función en las cosas mundanas, quien plantea estas nociones por encima de su valor estándar y los diviniza a un nivel idólatra, distorsiona y pervierte un orden del mundo planeado y creado por Dios; él está legos de la verdadera fe en Dios y del concepto de vida que defiende esa fe.

La extrema derecha española durante la Dictadura, se dividía entre quienes apoyaban a la Iglesia Católica, y los que imitaban a las milicias nazi-fascistas.

Hay que reconocer que en relación con el uso de símbolos fascistas y organizaciones pre-constitucionales, Alemania, lleva ventaja sobre España.

La Ley Alemana Strafgesetzbuch (Código Penal) alemán prohíbe el «uso de símbolos de organizaciones pre-constitucionales» fuera de los contextos de «arte o ciencia, investigación o enseñanza».

Ésta prohibe la distribución o el uso público de símbolos de grupos pre-constitucionales o inconstitucionales, en particular de banderas, insignias, uniformes, lemas y formas de saludo.

Los medios de propaganda y exaltación, cuyo contenido está destinado a promover los objetivos de una antigua organización nacional-socialista, (nazi), se castiga con más de 3 años de prisión o una multa.

Share This

Compartir

Comparte esta noticia.